Oscar Fuentes F.

Inmediato

En un sahumerio de momentos

se desplaza un templo

usurpado por ángeles negros,

se cae el cielo, en un líquido espejo

está el reflejo, el testimonio.

 

Traga fuego una garganta seca

en tierra de sangre un escupo cae,

suena el aquelarre de brujas en el bosque.

un chivo o una virgen a saciar su baile.

 

Hay una marca en el cuello

cobra el luto al puerto

desde ahí quedaron sus ojos,

la mirada ida en la apuesta al sol

un coro que hiela el viento.

 

El lumpen insuficiente de sentimientos

roto borracho, héroe anónimo

confusión hecha materia, angustia de talento

de un aplauso, de un te quiero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.