Marce lino pan y vino

FILOSOFIA DE LA REVELACION

En la violencia no hay alivio

ni esperanza duradera

solo la desesperanza por donde quiera.

Solo somos destrucción

solo nos embriagamos de poder  

crecemos con engaños e inflación

somos humanos sin merecer.

 

Somos extraviados  

despiértenme de este sueño de la negligencia

debemos prestar atención a las señales.

El árbol de la afirmación

es ahora el árbol de la negación

por habernos apartado del camino.

Incrédulos, despertad!  

Pues quizás sea este el medio de despertar a la gente  

y que puedan adornarse  

con el ornamento de la equidad.

Medita sobre estas palabras  

las cuales difunden el halito de la desesperación

en su dolorosa invocación  

atestigua:

 

-Oh! Espejos como soles!

Mirad al sol de la verdad  

somos como peces

moviéndonos en las aguas del mar

velándonos a nosotros mismos

y nos preguntamos de quien dependemos.

Espejo de la generosidad

que todos miramos a través de sus propios colores

salgamos pues afuera cada uno

libres de perjuicios dogmas y tabúes

y veamos la verdad que no es absoluta sino relativa

veamos al sol como es de verdad

como brilla y nos da la luz del día

poderoso es su fruto

el cual no pide nada a cambio.

Los que han negado

quizás puedan alcanzar las aguas vivientes del reconocimiento

y aquellos que se han apartado

tal vez sean iluminados

con la luz de la conversión.

Comentarios2

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Y lo es, apreciado amigo poeta. Muy expresiva y certera reflexión. Un gusto leer.

    Saludos cordiales.

    • Marce lino pan y vino

      gracias amigo, este fue un mensaje para la humanidad

    • shoss

      Tenemos miedo a morir... Esto nos lleva a las malas actuaciones e incredulidades.
      Queremos salir de este planeta y prolongar nuestra existencia, a costa del sufrimiento de nuestros hermanos vivientes.
      ¿Quién tiene la verdad?.

      Un abrazo Marcelino.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.