syglesias

EL ÚLTIMO BESO


No puedo verte llorar, porque el alma se me acongoja, entristeciéndome el corazón por tanto sufrir que develan tus hermosos ojos glaucos, marchitos de tanto llorar, languideciéndome en los labios cualquier palabra de alivio por animo que pudiera decir, intentando buscar de aquellos seres amables un ápice de recuerdo que motive mirarnos de frente un instante, sincero, sin tener que bajar la cabeza como expresión de un destino escrito, siendo razón por castigo el silencio, sin al menos haber intentado estirarnos sentidamente los brazos, para ver si al menos antes de tener que partir, podemos darnos siquiera, el último, beso…, syglesias.


Llego el beso esperado
Pero lo inesperado
Fue la sensación
Que me hizo sentir
Que lo más difícil es
Explicarlo
Porque tampoco podría
Entender es la nueva
Emoción para mi
Del último beso
Violeta



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.