Elmina

A LOS PADRES

Nadie tiene el alma

Más pura que la del recién nacido

Y  la alegría más onda

Que los padres al ver el fruto de su amor

 

Son sus hijos la esperanza

El amor convertido en carne

La fe vista  físicamente

La armonía hecha risa

 

Por ellos bajan el cielo

Y Suben el mar

Remontan a lo más alto

Y descienden a lo más profundo

 

Son sus hijos

El motor de su vidas

El motivo de su alegrías

La razón de su ser

 

Suministran el amor que merece

Las caricias que se necesitan

La corrección que se requieren

Y enseñanzas grandes lecciones de vida

 

Preparan a sus hijos

en el camino de la vida

y la independencia

y la madurez

 

A mirar al futuro con esperanza

A prepararse para el presente con agarre

A recordar el pasado con alegría

Y amarlos como sus padres

 

Dar a sus hijos sus pensamientos

Dar por ellos  una plegaria diaria

Los bendicen en cada paso que dan

Y los apoyan en cada misión de la vida

 

Extiende sus  mano cuando caen

Limpian las heridas de su corazón

Sosteniéndolos en los momentos de tristeza

Y consolándolos en la desesperación

 

Para que así brillen con luz propia

Enseñandoles  a otros con orgullo

Recorrer su propio camino

Y miraran su pasado con añoranzas 

 

Y cuando todo eso pase

Miraras a lo alto con orgullo

Porque tu misión está completa

Ser los padres de tus hijos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.