Izandro

Pronunciando tu Nombre

 

Voy a llamarte sin pronunciar tu nombre,

Y lo haré con palabras descubiertas en mi alma,

Te miraré entonces a tu llegar,

Y sin musitar más palabra,

Descubriré mi pecho para abrigarte;

Sé que has andado en soledad,

Y en los caminos extraños por donde andáras,

No hallaste un solo santo presagio,

Sino mundanos recuerdos del alma.

 

Voy a llamarte con los ojos cerrados,

Y en aquel silencio de mis labios,

El amor por ti me ha hablado,

Escribiendo frases del alma,

Que tatúan mis palabras,

Para decir cuanto Te Amo.

 

Voy a llamarte con mis brazos abiertos,

Y a olvidar el dolor que me causo tú extravío,

Y me perdonaré,

Por no haberte perdonado y comprendido,

Y esperaré, el tibio roce de tu abrazo,

Donde mis palabras ahoguen su lamento,

Y donde mis lágrimas se fundan con tu aliento.

 

Voy a llamarte en mi silencio,

Y a pronunciar tú nombre en los cuatro vientos,

Y a cada destino le contaré un secreto,

Alguno que tú, si recordaras.

 

Sé que este mundo es imperfecto,

Y sé también, que sin ti mi mundo es casi nada,

Y que mi sonrisa se ha convertido, en muda palabra,

Y que mis noches sin tu amante abrazo,

Son el frío recuerdo,

Que tu partida me dejara.

 

Sé que te llamaré desde mi Alma,

Y espero que la tuya me escuchara,

Y vuelvas por cada paso que has perdido,

Para encontrarme y sanar… mi corazón herido.

 

Voy a llamarte con una sola palabra,

Y escribiré en el cielo tu hermoso nombre,

Y esperaré con la lluvia tu respuesta,

Aquella que borre los caminos por donde andáras.

 

Voy a llamarte con mis propias palabras…

Aquellas que tú, siempre acariciaras…

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.