Diaz Valero Alejandro José

Equivocación

 

Vi caer un águila en picada

me preocupé por él.

Maldije sus alas

pensé que el suelo lo esperaba,

que caía en modo cruel

convertido en nada.

¡Me equivoqué!

El águila venía en picada

no a morir, sino de caza

y como todos pueden ven

¡me equivoqué!

traía su pico y sus garras

listas para batallar

y con su presa se fue,

¡vaya que me equivoqué!

----------------

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela

Comentarios2

  • Brizas (Shira)

    Herrar es de humanos, una para aprender que no siempre es oro todo lo que reluce.

    Un abrazo con cariño Shira

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Perfectamente expresado, hermano. Una lección a dos manos...!!!

    Un fuerte abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.