Araceli Vellber

Poema.

 

 

No hay luz, más allá

vivir con la rapidez del relámpago

y el estrépito del trueno

suele acabar en una calma tensa,

pero,

saber que existes

es volver a recordar el sabor del otoño

la lluvia jugueteando entre los dedos

el primer frio

y el primero que fue capaz de estremecer mi cuerpo

y

si alguna vez vinieras

y no estuviera,

mírate el corazón

ponte la mano izquierda sobre tu pecho

y entre el intervalo de la sístole y la diástole

escucha lo que te dice.

Si no estuviera,

búscame allá, donde nos escondíamos del viento

cuando soplaba en contra y buscábamos refugio

para no enfriar nuestros labios.

Si alguna vez vinieras

y estuviera,

recuerda que todo podría haber sido mentira.

 

Comentarios2

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Hermosa pieza, un enorme gusto leer, amiga.

    Saludos cordiales;

    Carlos

  • Hermes Antonio Varillas Labrador

    Un poema para reflexionar profundamente sobre lo fugaz de nuestra existencia y para colmo con nuestra prisa no nos damos el permiso de apreciar en su justa dimensión acerca de sus maravillas, tanto así que podríamos valorar que vivimos una gran mentira, una enorme farsa... Gracias poetisa por deleitarnos con tus letras... Saludos cordiales.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.