Andres Guzman

Desde el cielo y la tierra

Desde el desfiladero más angosto

Se aprecia una nube de algodón 

Él sueña con su dulzura 

Y con la tierra a su merced

No le van bien las alturas

Al que tiene miedo a caer

 

Ya acaricia el aire con sus dedos

A las rocas y al vapor

Empujando hacia delante

al más  ligero de los dos 

Separando sus destinos 

Anhelando un para siempre

Que se aleja despacito 

Sin saber casi porqué

 

Son cosas de la vida

piensa la fantasía al volar 

Ya veré otras tierras

donde se pueda volver a soñar 

Mientras que lo eterno

sigue paciente en su paraje 

Curtido por el tiempo 

Aceptó su realidad

Yo me  entrego a este pantano

Pensó sin mirar atrás, 

Pues él no me abandonará jamás 

 

¿Quien amará más la vida y sus formas 

Que quien vuela y llora sus pérdidas? 

Más negar el cielo para quien no tiene alas 

Es frenar los ojalás



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.