Walter Adrian Ziegler

Aferrate muy mía

¡Átame! … Donde muero por ti,
Fuerte húndame a tu reparo,
¡No me sueltes! … ¡No me dejes ir!
Acalórame con todo tu cariño,
¡Rápido! … Aferrate muy mía,
¡Rápido! … acéchame con osadía.

¡Mírame! … Como quien no avisa,
Árdeme con tus luceros en mí,
Píntame como de oleadas todas tus miradas,
De tréboles aromame todos tus encantos,
Y como un `Dalí ` te pintare toda de rosa,
¡Alcánzame! … y derroca esta soledad tan mía,

Limpia mi vida en la cuna de tus labios,
Junto a besos ardientes anúlame todas mis ideas,
¡Gime! … ¡Late conmigo! … ¡Agriétame la soledad!
Aíslame dentro de tu amor y con todo tu encanto,
¡Réinate! … como entramada en mi alma.
¡¡¡Solo permíteme!!! … Demostrarte todo mi amor.

Comentarios1

  • Paco Jose Gonzalez

    Un grato hecho conocer tu forma de escribir, me parece muy original y certera.
    Saludos cordiales.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.