poetryman

A LA MUERTE DE UN POETA

La muerte se fue a Granada

con su traje de tul y su guadaña de plata,

¡que un ruiseñor fue asesinado

al clarear la alborada!

tenía mariposas en la boca

y un violín en el corazón

y su canto era como el canto de un dios,

con el redoble de un tambor me hubiera

gustado empezar -parafraseando a Martínez Rivas-,

pero no tengo tambor

ni corneta, solo los nudillos de mis manos

y mi ronca voz de arena, ¡Ay como canta!

¡Como canta, como gime su sangre!

me acerco a tu historia,

 ¡Y me tiembla el alma!

 ¿Puede mi corazón no amarte?

¿ y el ángel? ¿Donde estaba tú angel

el día que te mataron?

¿Te vendaron los ojos?

¿O pudiste ver a tus asesinos?

sobre tu frente infinita, el sol brillaba.

La muerte se fue de Granada aquella

alborada, llevaba un ruiseñor de la mano. .

Comentarios4

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Excepcional y hermoso. Desbordante tu pluma.

    Saludos cordiales, hermano poeta.

  • David Arthur

    ....¿Te vendaron los ojos?

    ¿O pudiste ver a tus asesinos?

    sobre tu frente infinita, el sol brillaba.

    La muerte se fue de Granada aquella

    alborada, llevaba un ruiseñor de la mano...........conmovido y hermoso homenaje Sevástian.

    Saludos amigo

    • poetryman

      Gracias amigo, Lorca es un ser especial, Saludos.

    • Diluz

      Muchas gracias Poeta por esos tus versos salidos del alma que vienen sembrando estos versos míos, uniendo las plumas de poetas vivos a poetas idos más nunca olvidados.

      A Federico.

      Si quisieron su muerte no la consiguieron,
      Porque de la muerte surgió renacido
      No murió el Poeta, no llegó el olvido
      Está en la memoria con sus versos vivos,
      Granada le canta y el mundo lo aviva
      Su pluma cautiva con fe y esperanza
      La nueva labranza que es alma y Poesía.
      *Diluz

      Con mi cariño y agradecida.
      *Diluz

      • poetryman

        Muchas gracias Diluz por tus palabras y versos. Saludos.

      • Poeta al atardecer.

        Hay voces de libertad que se hacen eternas; que ni el sable ni las balas pueden jamás acallar.
        Hermosas letras Poeta.
        Un abrazo.
        Poeta al atardecer.

        • poetryman

          Así es Mariano, son voces que resonaran por la eternidad. Gracias por la estrella y saludos.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.