Agustin Caicedo

Dulce Tabaco

Siente, como el tabaco se quema,

Como regala libertad

Una burla indiferente

Un suspiro de muerte.

 

En la realidad de la noche

Le prende candela a la vida

A sueños y a pesadillas

A verdades y a mentiras.

 

Siente, como sobre tu boca

El humo se va de viaje

Y desde tus adentros

Queda un poco de tabaco...

Un vestigio de la vida.

Comentarios2

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Certero y bien trazado, apreciado amigo... un gusto leer.

    Saludos cordiales.

  • Maria Hodunok.

    Un vestigio de tristeza.
    Las loas a ese tabaco que se siente en los momentos de intensa tristeza.
    Pero has escrito, versos muy intensos, para los que lo saben apreciar.
    Honor leerte, poeta.

    Saludos argentinos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.