Felipe Robayo

Una luz purà

Una luz pura, pura como la bondad irradia mi cuerpo como si me abrazara y escuche unas palabras, nos las entendí. Cuando abrí mis ojos me percaté, estoy totalmente solo… no sé cuándo, cómo ni porque sucedió, ahora que lo pienso he estado solo por mucho, mucho tiempo.

Algo se estremeció en mí cuando pensé de esa manera,Luego de eso sentí un dolor desgarrador en mi pecho y por algún motivo esa sensación me hizo sentir inmensamente triste…

Note algo caliente bajando por mi mejilla, era una gota de agua, Cuando me percate muchas gotas de aguan se deslizaban por mis mejillas que hacían pequeños ríos en esta, cuando seguí el recorrido de dichos ríos me di cuenta que emanaban de mis ojos… estaba llorando.

No lo podía entender, mis lágrimas seguían derramándose sin cesar en mi rostro y me era imposible detenerlas… sentía una gran impotencia.

Me pregunto por qué o que había hecho para sentirme de esta manera tan miserable… entonces de alguna manera fue que note, note que algo me faltaba, algo importante me había sido arrebatado de mis manos… ahora lo comprendía en mi pecho ya no habían un corazón, no porque este no existiera físicamente de hecho estaba allí,,, en realidad lo que me hacía falta era más simple que eso, era un sentimiento, uno en particular, uno muy importante, era el del amor, no lo podía sentir, tampoco dar y mucho menos recibir… estaba vacío, mi llanto seguía fluyendo sin control alguno, era como un pequeño diluvio en mi rostro que no cesaba, era un sentimiento un tanto particular, a decir verdad no me molestaba porque de una u otra manera ya me había acostumbrado a sentirme de esta manera, pero por algún motivo me encontraba llorando no lo entendía… el dolor en mi pecho seguía en aumento, era tan devastador, tan desgarrador y tan, pero tan agudo que no tenía palabras para describirlo.

A pesar de que no entendía muy bien la razón de mis lágrimas y de tal sufrimiento, a pesar de que comprendía el hecho de que mi corazón me había sido arrebatado, me preguntaba ¿Por qué? ¿Porque no estaba allí?

Decidí sonreír, sonreí para intentar disimular tal dolor y sobretodo las lagriman que emanaban de mis ojos… era doloroso hacer eso, cuando lo hice salí a la intemperie… habían muchas personas que me conocían pero yo no a ellas, y note que nadie, absolutamente nadie se fijó que estaba devastado y con un dolor inmenso en el pecho y mis ojos llorosos, tal parece que había creado una máscara muy efectiva, mi sonrisa hizo parecer que todo estuviera bien ante los ojos de los demás…

Me sentía bien con eso nadie notaba mi sufrimiento, mi mentira era demasiado buena, luego de que saludo a todos con mi ‘’mascara’’ decidí volver a mi morada y opte por recostarme un poco en mi cama.

Yo ya sabía, sabía la razón de este inmenso dolor...Solamente intentaba ignorarlo, por que recordar el motivo era demasiado doloroso y cruel para mí… seguía derramando océanos de lágrimas y el dolor me sedo y logro dormirme…

Entonces soñé, no… fue más que un sueño, fue un recuerdo… recordé la cálida y bondadosa luz que me había despertado y vi a alguien… vi a la persona que lo era todo para mí, la que era mi mundo, la razón de mi existencia, todo lo que yo más amaba, ella me había abrazado y estaba… se estaba despidiendo… ah claro, ahora recuerdo las palabras que no pude entender cuando desperté, recordé esas amargas palabras… esas hermosas palabras llenas de amor y melancolía...‘’te amo, espero que seas fuerte en mi ausencia, no decaigas y sigue adelante por mí y por ti, ten valor y coraje para seguir adelante, adelante esta vez sin mí, y cumple, por favor cumple tus metas, hazme sentir orgullosa de la persona que pudo seguir y no decayó, que pudo seguir sin mí y siguió hacia adelante, te amo, te amo, te amo… por favor no me olvides pero tampoco quiero que te quedes en el pasado por mi culpa sigue hacia adelante y vive tu vida, siéntete orgulloso de que yo hice parte de ella… te amo, te amo, te amo! Recuérdame con cariño, pero por favor no llores, por lo que más quieras no llores, sé que es egoísta pero te lo pido con todo mi corazón no llores por mí…  Adiós’’

Cuando recordé aquellas palabras mis ojos se inundaron de lágrimas, el dolor era inmenso, intente… intente detenerla con gran angustia pero todo fue inútil, lo último que recuerdo es su hermoso y angelical rostro sonriéndome mientras se marchaba, y escuchaba a lo lejos un ‘’te amo’’ y yo me decía a mí mismo y a ella perdóname, por favor perdóname no pude… de verdad no pude evitar derramar mis lágrimas por ti… adiós y yo también te amo… jamás te olvidare… luego de eso note que mi corazón se había marchado con esa persona… jajaja parece que se llevó algo muy importante, muy importante pero no importa, no importa de igual manera eso fue algo que siempre le perteneció.

Ahí fue cuando desperté, una luz pura, pura como la bondad irradia mi cuerpo como si me abrazara y escuche unas palabras, esta vez las recuerdo perfectamente… lo interesante es que el dolor aun no desaparece pero al menos ya se la razón y el motivo… el motivo de estas lagrimas que invaden mi rostro y el dolor que llena en estos momentos el lugar, el lugar donde debería estar mi corazón, ya sabía quién se lo había llevado y esta vez no ignoro, decido no ignorar las razones y los motivos de todo ello… ajjaja es gracioso, al fin y al cabo supongo que su recuerdo y lo que me dijo es todo lo que me queda… creo que viviré con eso y seguiré hacia adelante por ella y por mi.

Comentarios1

  • comodolove

    Si quieres llorar llora
    pero no ocultes tu sentir
    Nunca
    podras engañar al mundo pero a ti no...si puedes engañarte a ty adelante miente y usa tu mascara...pero lo dudo...y engañar a los demas es facil..pero no tiene valor ni sentido
    me gusto
    saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.