elrincondeeloisa

"LA HISTORIA DEL INFIEL"

"No ha logrado el tiempo cambiar la actitud del hombre para romper una relación sentimental. Sigue la cobardía del silencio y la suerte del  azar siendo los mensajeros de un abandono"


...............................................................


Todo tiene un principio y un final, tambien en el amor por muy "amoroso" que se haya vendido. Cuando una parte de la pareja queda saciada del impronto del comienzo y la aventura exenta de cualquier compromiso o traspiés que nuble su efímero cuento erótico-emocional buscado, entonces pierde todo interés por quien  lo encumbró en una nube de generosos halagos que hacían subir su autoestima mas que seguro discutida, y le prestó placeres dificiles de lograr sin la ayuda de la personalidad de esa otra parte, y a toda velocidad buscará la compañía o los beneficios que le satisfagan en otra parte. Hasta ahí es comprensible que cualquiera intente alcanzar la felicidad de la armonía. No es tan comprensible ni asumible, y aquí entra la comparación de la historia de Abelardo y Eloisa, que la búsqueda de la felicidad de uno pase por el encuentro de la desgracia del otro.

Todos los que conozcan esta historia de la edad media saben que estos ardientes amantes se prodigaron por su empeño en amarse mientras nada les enturbiaba su pasión, llegando a engañar, mentir, disfrazar su amor, huir y esconderse con el fin de que no acabaran sus placeres. Pero como siempre, el sentimiento de amor y de compromiso no era vivido ni sufrido con la misma intensidad en ambos, por eso, cuando Abelardo comenzó a sentir la presión de las dificultades propias de toda relación humana, y Eloisa sufre con añoranza los inconvenientes de un solitario embarazo del que él es padre, en lugar de proteger a su amada y con ello su relación de amor, prefirió salir huyendo en busca de otra felicidad tan efímera como engañosa, que en su camino dejó sembrada de pena, desprestigio y desprotección  a quien tanto lo amó. Reconoce Abelardo  en sus múltiples cartas en respuesta a las de Eloisa, que su memoria está plagada de sus recuerdos mas apasionados, y reconoce que él fué la causa de que su amada quedara despojada de mil virtudes propias de las mujeres sólo por complacerlo. Sin embargo, tambien justifica su en realidad cobardía y falta de amor, y  la necesidad de limpiar su egocéntrico estilo de amar y su comportamiento,  con filosóficas palabras que lo engrandezcan y lo situen en otra realidad más cómoda y placentera para él, teniendo en cuenta que  es libre de abandonarla cuando desée. Al contrario de Eloisa, que se ve obligada a pagar las culpas de su amor encerrada en un convento y señalada por su pasado.


Retomando al principio de este artículo dedicado a la infidelidad del hombre, e insistiendo en que la búsqueda de la felicidad va implícita en las personas; cúantas hay que pasan por alto la felicidad y la fidelidad de los demás. Será muy fácil para el infiel romper con una relación que se le hace pesada porque siendo incapaz de sentir el amor  plenamente, tampoco es capaz de comprenderlo en los demás. Le bastará al infiel comenzar a ser un poco mas desleal de lo que ya era, un poco mas mentiroso, y poco mas desdeñante, y responder cuando se le reclama una respuesta, con frases cuyas palabras parecan hacer un giro en dirección a quien las solicita, como dando a entender que quien pregunta es el motivo de su falta de felicidad. Es decir, lo facil es no responder a las preguntas que se le plantean ni molestarse en explicar, sobre todo si observa angustia o dolor en quien reclama, porque reconocer un engaño tan infame de los sentimientos de quien lo ama tan extenso en el tiempo, sería motivo de verguenza personal. Prefiere, o sólo es capaz, eludir su propia realidad probablemente inmadura y algo narcisista, y divagar sobre los sentimientos mas profundos que llevan a un hombre a idealizar el amor y por tanto a su compañera/o de cama,  y poco más. Nunca hay casi nada mas para los que son incapaces de sentir el amor con todas sus consecuencias. Les resultará muy fácil aludir a vagas teorías sobre etérea necesidad de progresar afectivamente, sobre la etérea libertad y sobre la búsqueda del etéreo engrandecimiento espiritual.

En una de sus tantas cartas que no podía dejar de contestar a Eloisa porque si lo hiciera perdería su  mal entendida condición de perfecto hombre de valores mas allá de lo sobrenatural, que creía muy por encima de la desdeñada perfección de Eloisa,  y  que lo convertiría en un hombre desvalorizado, decía Abelardo lo siguiente: 

"Por perfectos que seamos, nunca faltan tentaciones, y aun hay algunas provechosas. No debe causar maravilla que el hombre no pueda eximirse de caer en ellas, pues lleva en si mismo el germen que las produce, que es la concupiscencia. Apenas nos vemos libres de una tentación cuando otra la sucede. Esa es  la suerte de la descendencia del primer hombre, que siempre tendrá que sufrir, pues perdió su felicidad primitiva; y ni aun puede lisonjearse de que vencerá la tentación huyendo, porque si no unimos a la fuga la paciencia y la humildad, nos atormentaremos inútilmente; y con mas seguridad se consigue este fin implorando los auxilios de la misericordia divina, que con las armas que nos suministra nuestra flaca naturaleza"

No es dificil entender que con estas palabras, como tantas otras parecidas que escribía en sus cartas, tan solo pretendía algo tan infame y tan doloroso para quien iban dirigidas como buscar la liberación de esa parte de su vida que le podía  resultaba molesta y fatigosa, y quedarse con la parte que podía satisfacerle, como los recuerdos bellos, pregonándose gran entendedor de las emociones humanas, buscador de la perfección del alma sobre el cuerpo.

Pero la realidad es que, como el mismo decía, apenas nos vemos  libres de una tentación, cuando hay otra que la sucede; o lo que es lo mismo, cuando se cansan de una tentación ya tienen muy cerca otra que la suceda.

Lo que dejan los infieles entre medias, no volverá a serles de importancia en el momento en que observan el mas pequeño resquicio por el que huir del mal originado antes de que se les vuelva incómodo para su inmadured en cierto modo malévola. Los infieles viven siendo felices a trompicones destruyendo la felicidad de otros, conviertiendola en un desierto  acalorado que muchas veces no permite comprender nada a quien en el desierto queda,  no les permite comprender que no son culpables de la falta de integridad con la que se ven rodeados y obligados a sufrir por haber satisfecho una parcela de la historia de alguien que probablemente no es capaz de encontrar la felicidad sin ayuda de quienes con sumiso amor quisieron protegerlos en su falta de felicidad.

Pienso, que no ha logrado el tiempo cambiar la actitud del hombre para romper una relación sentimental; que la cobardía del silencio y la suerte del azar siguen siendo los mensajeros de un abandono"

 

 

 

Autora: Eloisa

Comentarios6

  • hernan jose

    estoy de acuerdo contigo, tengo 10 años con una mujer y jamas le he sido infiel, yo creo en los principios ya perdidos, pero, sabes que pasa que esta loca sociedad se encargo de crear eso, en las novelas, peliculas y hasta comiquitas, los buenos siempre pegan cacho, o sea son infieles y que por amor, todo lo diabolico lo disfrazan con un supuesto amor que no se de adonde lo sacan; dios es amor, el amor es puro verdadero y el amor verdadero de los hombres se siente por una sola persona, no es por 2 ni 3, es mejor terminar una relacion y mas adelante comenzar otra, eso es de hombres sanos, y de buenos principios, no hagas daño a nadie, con la misma vara que mides seras medido.

    bienvenida al batallon de los defensores de la fidelidad, del verdadero amor y de los principios, que dios te bendiga, tienes toda la razon, plamada en un bello recitar. te felicito gran mujer.

    • elrincondeeloisa

      Hola Hernán. Ya sabes que cuando se escribe siempre se adorna un poco para que el texto sea lo menos aburrido posible.
      En realidad se trata de explicar el porque de algunas infidelidades y el porque de no atreverse a terminar una relación sin necesidad de engañar, de mentir, de dañar....Y por supuesto que hay hombres que son honestos cuando ese momento llega con sus parejas, y que intentar dañar lo menos posible respetando a la otra persona para que no se sienta humillada; pero hay otros, muchos otros, que no tienen reparo en destrozar la autoestima de su pareja.
      Un saludo

    • KALITA_007

      POETA... MUY BUENO TU POEMA.. SI; A VECES LAMENTABLEMENTE NO PODEMOS VOLVER EL ORDEN DE ESTE MUNDO HACIA LOS PRINCIPIOS DE FIDELIDAD... LO CUAL ES UNA HERMOSA ENTREGA DEL SER AMADO: LA FIDELIDAD... EN TU ESCRITO PLASMAS DE MARAVILLA LO QUE OCURRE HOY EN DÍA..
      UN BESO POETA...

      • elrincondeeloisa

        Hola Kalita. Gracias por leer este texto tan pesado. Yo creo que la infidelidad no es necesaria si antes hay una comunicación que permita decidir el destino de cada uno causando el menor daño posible y evitando las situaciones que a veces son extrmadamente humillantes para algunos. Si no amas, es mejor romper que engañar. UN BESOOOOOOO

      • Thami

        Tienes mucha razón amiga... el infiel quizás como dices al no ser capaz de amar no es capaz tampoco de entender el amor de los demás y la fidelidad que viene implicita cuando un corazón late por otro.... muy astuto si.. escudandose en su propia libertad para cambiar de aires... es cierto.. somos libres de elegir con quien estar...pero no usarlo como escusa para herir a mansalva sin remordimiento alguno...

        Buen escrito amiga

        • PoemasDeLaSu

          Muy buena descripción y desarrollo de este tema tan delicado, que habría tanto para hablar.
          La infidelidad no sé si es tan terrible, digo, lo que sí no es bueno, es transgredir la lealtad, que tiene más valor. Porque el ser fiel, tiene que ver con uno mismo y el "sometimiento" a un amo. en cambio la lealtad, tiene que ver con el otro, con quien nos debemos solamente en lo leal. Pero, en fin, vos sabés que el triángulo amoroso tiene connotaciones psicológicas que derivan de algun conflicto edípico, también se puede ser infiel a sus propios principios, que es peor aun.
          Muy bueno y con ganas de segui leyéndote.
          Besotes leales

          • elrincondeeloisa

            SE NOS COLÓ SU SIN DARSE CUENTA JJAAJ. A MI ME PASA A VECES.
            HOLA THAMI. Gracias por molestarte en leer el texto.
            Estoy contigo en que la infidelidad a veces es algo que va con la persona por diversas causas, pero no puedo admitir las infidelidades que dices. Creo que es mas honesto hablar, contar lo que ocurre y decidir las separaciones o la relaciones con infidelidades consentidas, que eso va en cada uno.Pero engañar haciendo que otras personas ignoren cual es su lugar en la pareja y sufran por los desdenes de un amor.... eso no me va. Un besooooo

          • Hay 2 comentarios más

          • PoemasDeLaSu

            El comentario de arriba es para vos, no para Thami, jajaja,
            sigo fiel a lo mío, hago todo al revés, jajaja
            besos mi reina.

            • elrincondeeloisa

              Hola SU. Estoy de acuerdo con lo que respondes absolutamente en todo, por eso me costó un poquito encauzar el escrito en tan poco espacio. Cuando se habla de infidelidad hay que hacer extensiva la palabra a la falta de lealtad y prinicipios indispensables en una pareja. Por es cierto que se puede amar a alguien y serle infiel por mil cuestiones relacionadas con la personalidad de caada uno y sus complejos, trastornos...Pero la infidelidad con falta de respeto por el prójimo... eso es serio.
              Un beso y muchas gracias por aguantar todo el texto. La vrdad es que tenía ganas de incluir algo que diera lugar a comentarios un poco mas complicados que en los poemas, pero aquí es dificil captar la atención; estamos acostumbrados a lo breve. Un besoooooooo

            • Isaias Medina Lopez

              El punto, como es, lamentablemente eterno, está destinado a que mucha tinta brote con su temática, aunque sea la tinta verde que da color a palabras tan hondas.
              Uno sabe que estas reflexiones son muy sentidas, porque uno ya ha leído mucho tus trabajos. También se nota que hubo muccho trajín dentro de ti para que las palabras salieran con esa depuración y tino.
              Es poco frecuente conseguir a escritoras de tu nivel que se interesen por este punto, que como ya señalé está en la eternidad de las sociedades, la gracia de tu escritura lo vuelve a colocar sobre el tapete y así andando por la vida nos vamos conociendo.
              Que Diso te cuide.

              • elrincondeeloisa

                Hola Isaias; te creí perdido por estos mundos extraños. Y sinceramente digo que esperaba este comentario.
                Como siempre, agradezco muchísimo tus comentarios que no se limitan a repetirme el contenido de mis propias palabras; que me dan el sentido necesario y tal vez algo extraviado, de poder leer mis propias palabras y criticarlas. Y te lo agradezco.
                Un gran saludo allá lejos.

              • Insomnioptera

                EEs una historia muy intensa y al la zez se lee como un ensayo introspectivo. Tu prosa es muy didactica, delicada y muy libre.
                Un saludo afectuoso de quien te estima considerablemente.
                Un Bso

                • elrincondeeloisa

                  Hola Gretell. Un gran comentario, analítico, y encima favorable. Que mas puedo pedir. L estima es mutua. Un beso para ti.



                Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.