malcocosta25@gmail.com

Austro

 

 Austro

Austro soplo ligero que fragante pasas en el alborecer celaje

niebla de yerto frío que me envuelves con tu alígero ropaje
desvanece la espesura de la bruma, disipa sus rigores
pon claridad cristalina, al rielo de mis temores.

Castálidas musas de la fuente que inspiran con sus aguas
el numen en el cálamo de la tinta letra de mis fraguas
inunden con su aliento de arpados cantos el boscaje
donde tejen con espigas de versos, en las tibias tardes los herbajes.

Ondina sutil y delicada, frágil ninfa de los amores
celsitud celeste inmarcesible elevo a ti mis clamores
cincela en el cristal de su alma misteriosa
el tatuaje indeleble de mi pasión tumultuosa,
Sílfide de mis vagos sueños, albo rostro de mis desvarios
fulgor perenne dame los bríos vierte en mi tus ensueños.

Bronzino otoño de sepias hojas que das paso a los verdores
renace en mi los esplendores inundala con mis versos
inspirale mis amores y en el aljófar de su sonrisa
en sus labios encarnados prendele un beso ilusionado
vuelve su alma sumisa y entrégame sus fervores
y rendida en mis redores hondamente se enraíza
en los prados de mi alma florecida en sus candores..











Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.