El Teporocho

Letras apagadas

Es hora de hacer una pausa, me cansé,
mis letras van languideciendo sin cesar,
esto puede ser un simple hasta luego,
aunque pudiera ser un definitivo adiós.

Lamento tanto las molestias ocasionadas,
agradezco aun más todas las alegrías
resultantes de las inmerecidas loas
otorgadas a mis humildes escritos.

He disfrutado y gozado hasta el éxtasis
con cada insolente letra desparramada
por mi hoy vieja y cansina pluma,
que se niega a continuar en la brega.

Soez ha resultado tan atípica aventura,
sonoras carcajadas han brotado de mi ser
ante el descaro y la desfachatez escritas
por aquella mano temblorosa y cínica.

Volare buscando la ansiada libertad,
no es que haya estado preso,
sin embargo tampoco he sido libre,
no como en realidad ansío ser.

La libertad está en uno mismo,
cada quién es tan libre o tan reo
como su mente le permita volar,
surcando cielos, andando caminos.

Mis letras comienzan a apagarse,
las veo cada vez mas lejanas,
puede ser un hasta luego,
puede ser... un definitivo adiós.

 

El Teporocho ®

Comentarios1

  • colombiana

    pasa a veces que las letras duermen por un tiempo, las inspiraciones están en reposo, pero cuando nuevamente regresan, nos asombramos de la fuerza y sentimiento con que regresan.

    • El Teporocho

      Tienes toda la razón, pronto nos leeremos de nuevo, un abrazo desde México.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.