zaira Nadin

Podría

Podría sonreir y enmascarar el dolor que araña mis entrañas,

tal vez podría disfrazar ésta sensación de vacío incontenible,

miro mis manos y pregunto ¿a quien pertenecieron?

Ajena a mi cuerpo vaga mi alma,

por los pasillos grises de esta vida.

Yo que fuí risa y canto,

amor y dicha.

Hoy soy el despojo de ese bello ser humano

solo me queda el recurso del amparo,

amparo en el olvido le pido a este silencio,

recurso de cobardes tal vez digan algunos,

tibio manto a mi agonía podría responderles

no exijo mi derecho a ser oída y comprendida

exibo ante los hombres mis múltiples heridas

deseo ser la oculta palabra que da vida

más no tengo la fuerza, no encuentro la salida.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.