Diaz Valero Alejandro José

Así va el dolor

 

Nefasto sentir,

apaciguado,

de modo sutil

y además extraño.

 

Súbita alegría,

euforia inusitada,

con gran maestría

disimulada.

 

Así va el dolor

en un carrusel

girando en pos

del “no puede ser”.

 

Así va el dolor

amurallado,

como buena opción

para calmarlo.

 

Así va el dolor

desapareciendo,

como vapores de alcohol

se va consumiendo.

 

Así regresa la alegría

a su aposento,

así vuelve la dicha

a ser epicentro.

 

Así vuelve la vida

a su cauce

superando caídas

y percances.

 

Así va el dolor

perdiendo fuerza,

y retoma el timón

aquel que navega.

--------

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.