luis augusto romantico

Eso eres

 

Alegre, mas yo río contigo;

señora, de todos mis sueños;

por eso, corazón de mi corazón,

mientras sollozante duermes

yo soy tu custodio y tu dueño.

 

Alegre, sonríes, mientras que al reír tu boca,

de ella dos lazos de fuego parecen abrazarse,

a los relámpagos de besos que en tus labios estallan,

y en dulces bocanadas de mieles embriagarse.

 

Lúcida en el dia andas y al mirar tus ojos,

plegados en una sonrisa inquietos se distraen,

lenta, como un rastro lumínico,

que deja el sol al final de la tarde,

eso eres!

 

Alegre, sollozas y tu aroma se respira en el viento

mas no entiendo esto de que

tú siendo tan bella

respires, de las demás, el mismo aire...

 

Alegre, con un velo celeste se viste la tarde,

mas miro como resplandece,

de la brisa sobre tus cabellos el aire,

chispeando sobre tu figura un margen de belleza suave,

eso eres!

 

Alegre, despiertas y al mirarme,

sobre tu adivinada risa crece,

un paraíso de ensueños,

minado de ti a dó se camine todas las veces...

eso eres!

 

A través de tus parpados erguidos,

un tranquilo fulgor se mece,

y una fantasía despierta en mi alma,

como un camino que su lumbrera favorece.

 

Sobre mi pecho la mano he puesto,

para que de noche mi corazón sus latidos no diere,

y rasgando el velo de silencios,

turbe de ti el sueño solemne.

 

De tu ventana

los pesados postigos yo cerré,

para que la claridad del día,

no usurpe el tibio paño de tu desnudes!

 

 

Luis Augusto 2015

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.