syglesias

DEJAME llorar en tu HOMBRO


Déjame llorar en tu hombro, que mis lágrimas tardías sobre tu piel, no serán diferente a las no derramas, juntos, evaluando con tiempo lo ocurrido para haber podido aplicar lo aprendido por nuestros errores todo estos años…, syglesias.
-------------------------------
Déjame llorar en tu hombro, que el dolor por la ausencia la llevo en el corazón y la tristeza por olvido la reflejo por el alma en mis ojos viéndote distante, inalcanzable para mi mano y voz que te busca y llama, sin tener nunca, contestación…, syglesias.
-------------------------------
Déjame llorar en tu hombro, mirándonos fijamente por más de un segundo a los ojos, para ver quién será que llorando, sea el primero en bajar su pecaminosa, mirada…, syglesias.
-------------------------------


Deja que llore en tu hombro
y comparta mi dolor
que la ausencia
me entristece y
rompe en dos mi corazón.
La distancia es un tormento
la indiferencia lo es más
deja que seque ya mis lagrimas
que el olvido ya llego.
Shira


Préstame tu hombro para que absorba mis lágrimas,
porque desbocadas salen de mis ojos,
ya no puedo más con esta duda, este dolor que aniquila el alma.
¿Es verdad que otro amor robó tus besos?
¿Que ya no estarás para mí ninguna noche?
No puedo obligarte que me ames, solo quiero decirte que me muero,
que me muero poco a poco, lentamente;
pues sin tí la vida ya no vale, pues sin tí mis congojas no se escapan
y es mi esencia la que fenece con ellas...
Ana María Di Bert



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.