Hugo Emilio Ocanto

Esos seres, que en la calle viven (Poema)


Es inmensa la cantidad de seres
que en la calle viven,
porque casa no tienen.
En estos fríos días
cubiertos en las calles,
con una humilde manta,
o unos viejos diarios...
Heo.


"UNA MANO AMIGA..."
CUANDO LA FORTUNA
ME DIO LA ESPALDA
UNA MANO AMIGA
SIEMPRE ME TENDIÓ
LA MANO,
EN UN CORAZÓN...
HENCHIDO DE NOBLEZA
NO EXISTEN RICOS NI POBRES
TAN SÓLO BUENOS HERMANOS.
AUTOR: JOSÉ A. PANIAGUA MARTÍNEZ.


Detente, no sigas tu camino,
brinda solidaridad y amor
a quienes tanto necesitan,
detente y con lo que puedas, ayúdalo,
no seas indiferente.
Heo.


Pequeñines de sucia y triste carita
que engañados a la calle van
a vender su inocencia y su sonrisa,
en días soleados o noches de alquitrán
Van expuestos a la desventura,
al maltrato de un mundo tan voraz
y por pocas y míseras monedas
deshojando su vida ven pasar
Mansas ovejitas aguardan los lobos
impacientes y de actitud procaz
de filosos dientes en algún recodo
no les permiten tregua ni solaz
Escucha inmundo mundo
este llamado y voz de alerta
acaso no has de reflexionar
el maestro de maestros expuso
una lección para la posteridad
dejad que a mí vengan, fue su credo
y a él pronto llegarán
comentando la falta de decencia
obligados a un laburo
en sitio tétrico y oscuro
de padres sin conciencia
por viles centavos procurar
¡huellas puras en caminos blancos
que Jesús nos ha de reclamar!
- Hermes Varillas Labrador "Poemas Potosinos"


Linyera, te dicen,
sin tener en cuenta,
la vida que llevaste,
y duro te pegó,
linyera, conoces la calle,
soledad y tristeza,
angustia y dolor.
Con tus pies llagados,
sin tener calzado,
te alejaste mucho,
del lado de Dios,
pero Él, que todo lo sabe,
sin pedir permiso,
ya te perdonó.
Eres invisible a los ojos del hombre,
pero nunca a los ojos de Dios,
Maria Hodunok.


Sé que las palabras se las llevara el viento.
Pero con cuanto aliento dejo
mi expresión dada.
Seres que viven en la calle
pobremente desolados.
Llenos de dolor y tormento.
Muchos no aceptan una mano amiga
por la decepción que tienen en su vida.
Que en su vejez no tienes un acompañante
Que les brinde ayuda.
Niños que son abandonados
A la deriva del creador
Cuanta impotencia siento yo
Al no poder, ni un granito dar
Apoyar y dar aliento con el sustento
Solo con oraciones puedo colaborar
Que de eso si estoy segura que me escucharan
VIOLETA


Todos huyen al verte,
piensan que eres delincuente,
no saben que la tragedia,
envolvió tu vida entera.
Es muy dificil salir,
cuando estás en un pozo
y cuando te da lo mismo,
morir o vivir sufriendo.
Solo tu sabes muchacho,
la pena que llevas dentro
y no te puedes escapar,
la miseria no tiene derecho.
María Hodunok.


Y me pongo a pensar si algún día
no he de estar en la misma situación
que ellos, los sin techo,
los sin abrigo, los que mendrugos
tienen que aceptar...y,
¡los gobernantes!,
¿Dónde están?
¿Ciegos son?
No, son indiferentes.
Heo.
Heo


Afligido pena lleva que le pasará a ese ser
angustias una cadena que no puede resolver
solo su mente lo sabe, latidos del corazón,
mas dolor ya no le cabe vagabundo y su razón.
Estar solo en este mundo, mucha gente alrededor,
cada uno va a lo suyo tu ¿una limosna por Dios?.
Yo no comprendo las leyes del sufrimiento individual
duro yugo de los bueyes y no impuesto por igual.
¿Orgulloso de tu raza?, ¿de tu paso por el mundo?.
¡Si es que hay Juez tu cara alta!, individuo vagabundo.
Afligido pena lleva ¿que le pasará a ese ser?
quiero a tus miserias veda para yo sentirme bien.
LUIS.RO


¡Haz un alto en tu camino, caminante!.
Y tiende tus manos a ese ser
que con su angustiosa mirada
ha pedido ayuda a tu noble corazón! ...
Un "Dios te lo pague",
brotarå de su alma agradecida
y tú, feliz, al regalarle
aunque sea una sonrisa!
Nhylath


Esos seres que viven en la calle,
esos seres que por el hambre lloran;
esos seres que tan sólo te imploran
que les des de comer y que los salves
de tanta enfermedad, tanto desaire;
pues ellos sobreviven y añoran,
entre aquella miseria en que moran
un poquito de amor de alguna madre;
pero sólo reciben los desdenes
de aquellos que viven en la fortuna
de aquellos que los ven como rehenes
que roban y que matan con locura;
basta, no los critiques, sé valiente
y dales un poquito de ternura...


Niño con cara sucia y rostro sonriente
que en el transporte colectivo ofreces
ricos caramelos y chocolates con nueces
en economía informal a regañadientes.
Tú que perteneces a la generación de relevo
y que deberías estar en el aula de una escuela
en ti se puede mostrar el maltrato y sus secuelas
de un rico país petrolero que contigo es malevo.
Tu inocencia es tal que aun con injusticia y maltrato
que la vida y el destino te depara en el camino
con tu ir y venir en un comercio servil e ingrato
no importa lluvia ni sol ni incomprensión a veces
es la sociedad quien impone tu rol de clandestino
sigue endulzando paladares a pesar de tus reveses.
- Hermes Varillas Labrador "Poemas Potosinos"


Esos seres que viven en la calle,
no escogen ese destino,
es tanta la gente pasa
por su lado sin inmutarse,
hay que tener frío el corazón
para no darles abrigo,
una palabra de aliento,
un caldo que los alimente,
un abrazo que les diga
que aun hay alguien que los siente,
hacerlos sentir importantes,
porque al fin y al cabo son humanos
como tú, como yo, como todos.
Abandonados a su suerte
por tantas razones,
que los verbos aquí
no alcanzan para expresarlo,
esos seres de la calle...
algún día puedes ser tu,
piensa en ello con detenimiento
y podrías sentir de otra manera.
(Carlos Dos Santos Daniel, Venezuela)


Ven, niño ven, no tengas miedo y ven,
no tengas miedo y acércate a mi,
muéstrame tus manos cansadas de trabajar,
vagando por las calles de esta gran ciudad.
¿y la otra?, dámela también, no la escondas,
sé muy bién que traes ahí, ¡¡ tu salvación!!,
la que te alegra y te aleja de la realidad,
la que te venden sin tenerte piedad.
¿Y tu madre dónde está?,
ya se, no me contestes, ¡¡ igual que vos !!.
nada le importa de esta miseria humana,
lo mismo tu padre y tus hermanas.
Dame las manos, mi niño, y vamos a rezar,
no tengas miedo, a la Iglesia no te voy a llevar.
Rezaremos aqui juntitos, corazón con corazón,
en todos lados, mi chiquito, Dios te dá su amor
María Hodunok.


Cuan grande es la miseria humana ,
en que por muchos años de historia
viven los de arriba (gobernantes corruptos)
en la total opulencia,
a raíz de los beneficios en la
explotación laboral y pare de contar,
viven los de abajo (pueblo)
ganando el sustento con el
sudor de la frente
un misero sueldo le han de pagar.
Y que será de aquellos
que vagan en las calles
sin alimento, ni techo
por tantas razones
que ya ni conocen,
a consecuencia
de la gran y triste
corrupción mundial.
rosamary


Que difícil es Enseñar a esos seres,
En la calle están sin saber quien les Quiere,
Arriba esta dios que Siempre les bendice,
Aunque nunca lo recuerdan, solo en sus días Grises.
(MaryCullen) ^^


Oración de un niño de la calle.
Señor, hoy pensé mucho en ti, y creo que nunca lo había hecho.
Cuando murmura la gente de todos lados donde piso, te nombran, te piden, te imploran, te lloran, te necesitan y algunas veces te agradecen.
Y hoy me di cuenta que no te he pedido nada, y sabes dios, me arrepiento.
Tú que en tus manos todo lo puedes, todo lo das, me pregunto dónde estoy yo en tu infinita misericordia.
Aún no entiendo la extensión completa de tu palabra, porque todos hablan de ti en esta manera, y se que en tus manos me guías y abres los caminos por donde cruzo.
Avéces lloro en silencio, y ni yo mismo se por qué, y sólo puedo pensar, ¿quien soy yo?
Si toda la gente me dice niño, mendigo, en veces mugroso, avéces cochino.
Y yo ya no quiero ser eso para los demás, porque yo también soy capas de amar.
¿Acaso ellos no tienen hambre?
¿Acaso ellos no tienen frío?
¿Acaso no tienen sed?
¿Acaso no les gusta el cariño?
¿O sólo yo padezco de tantas cosas?
Que sí pido una moneda sólo es para quitarme eso que me incómoda, pero parece que todo mundo esta enojado conmigo, por pedir pan.
¿De dónde vengo?
¿Asia donde voy?
-Constantemente me pregunto-
Cuando mi hogar son las calles de mi ciudad, de mi pueblo, y en ocasiones veo el mar, no le encuentro el fin en el basto horizonte y no entiendo que hago aquí tan solo.
Sólo sé que los días tienen noche y no comprendo ¿por qué entonces les dicen días? pero no importa.
Porque en las noches cuando duermo, me gusta soñar en un hogar, donde están mis padres que no conozco y ese hogar esta lleno de amor, comprensión, cariño, mucha comida y tengo un nombre que todos dicen con tanto cariño.
!Pero dios!
Es duro despertar y encontrarme con el hambre, casi desnudo, sin una cobija. Y saber que este día todos te nombran, te piden, te imploran, te lloran, te necesitan, te agradecen y yo aquí, sin saber pedir como te piden los demás, tan solo, tan sólo para que me des un poco de lo que a los demás les das.
¿Acaso no soy tu hijo?
Dios hoy pensé en ti y es todo lo que te pido.
Marc Téllez González


Tuvieron casa, pero, desheredados de amor,
Tuvieron comida, más los gritos y aspavientos
Espantaron el apetito de sus enjutos vientres,
Hoy, sacian de sol su piel, su alma de inanicion,
El frío cristaliza sus huesos y el desamor
Congeló sus lágrimas, sus labios fragmentados
Jamás esbozan alguna bendición.
Ayyy, pobres almas, y ay de aquellos
Que por egoismo a las calles les empujaron,
El precio pagarán, tarde o temprano.
Voz....


Dolor profundo en su soledad remota.
Sueños que se esfumaron en un lejano invierno.
Poetas sin profecías, amantes sin amados, silencios interiorizados.
Abandonados, incomprendidos, juzgados.
Viven su pequeño mundo entre días que van y vienen.
Miradas que se pierden entre brumas de un mañana inexistente.
Esos seres que viven en la calle,
reflejo profundo de un yo negado y de un tú inexistente.
(Kavi)


y bajo ese puente oscuro y lúgubre
en un colchón duro y lleno de mugre
descansa su cuerpo maltrecho
de vagar sin rumbo todo el día
sus huesos casi desechos
pidiendo unas monedas, para poder llevarse
algo de comida a la boca...
elena


Hay humanos seres igual que todos nosotros, de ambos sexos que permanecen en el anonimato. que muchas veces los ignoramos asta con una mirada ¿ que aria dios si pasar por su lado ? es una pregunta que me hago yo, cuantos están tendidos en las calles y descalzo, soportando el frío desgarrador el agua que solo los cubre un nailon, que cubre sus espaldas mientras el agua cae, solos las estrellas los alumbra bajo el manto oscuro, mientras sierran sus ojos, sin saber si al otro día los abren, cuantos seres que viven en las calles, no los olvidemos que tan bien saben de dolor y tan bien conocen el amor
Eco del alma


Puedo ver en las calles personas necesitadas
que sufren ante la intolerancia de los demás,
su castigo es la falta de necesidad de lo mínimo para vivir
en un mundo de opulencia para unos pocos
y donde la mayoría sufren de lo mas elemental.
Lo peor de la pobreza es la indiferencia
debemos ser solidarios todos contra la pobreza.


De frío, de hambre,
se mueren desnutridos.
Esos pobres seres
que todos los días vemos.
Pero..., dicen que no hay pobreza.
Seres indefensos que viven en la calle,
sin abrigo y llenos de tristeza.
Dios ten piedad de sus almas
y danos las fuerzas
para luchar contra tanta indiferencia,
Todo ser tiene derecho
de tener comida y abrigo
en este mundo tan dividido.
Beatriz Blanca


Lastima el alma verlos
viviendo en la calle.
Me sorprende la indiferencia
conque a muchos
pasan a su lado. Si pensaran solamente
un momento que algún día
podrán estar en la misma situación,
muy probable les ablande el corazón.
HEO.


Solo Dios les importa a ellos y a nosotros
que nos aclara la musa para expandir nuestras quietudes
a los cuatro vientos con fuerza y furor.
Pero es el momento preciso en donde connotamos el amor en medio del frió
y las amarguras en los caminos de la vida, para enseñarnos solamente
el aprender amarnos unos a otros sin mezquindad, entonces nos preguntaríamos
¿Estamos en todo momento y desde el principio de nuestras vidas implementando ese análisis introspectivo de hacer todo correcto y sin maldad ¿
En aquel momento preciso aquellos seres se arropan
con sus humilde mantas y también con la bendición de Dios…
RIVAS JOSE


Esos seres que viven en la calle, son nuestros hermanos,
seres que un día huyeron del llanto y del desamor,
esos seres dejaron sus recuerdos en el olvido,
esos seres buscan una plegaria de bondad y caridad.
Hermanos hoy por ellos y mañana por vos.borealara



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.