Hernan Villasanti

Epopeya de amor moderna parte 4

Ella no lo escucho,
y por cobardía,signo de inmadurez
dio la media vuelta y huyo,mientras
el la veía,cuando reacciono el
soltó de sus labio,
-ya no esta,ya se fue.
no lloro,ni rió,
solo callo,y fue lo único que hizo
pues así,no agravaba el vació
de sentir como se le escapaba el alma
y la luz del sol no alcanzaba
pues la luz en su mundo estaba apagada
no queda nada,no queda nada
pensando estaba.

Día tras día,y otro día,
su recuerdo y ese momento permanecía
como si hubiese pasado mil veces
en su mente con mas detalles se repetía
y mas dolía,mas dolía
como un puñal de imágenes
que dentro de sus recuerdos se sumergía
y para que empezar a olvidar?
si su recuerdo siempre volvía



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.