DAMSYD

Puedo decir que...

Puedo decir que te extraño...

Y no sé por qué.

Es que encuentro entre tus palabras

la sombra fría que se oculta en mi noche;

noche oculta, de perenne madrugada.

Y busco aquella mitad de tu cara

para encontrarme el recuerdo

que me huye como las aves al invierno...

Porque el frío es una daga de plata

que se hospeda en el corazón.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.