malcocosta25@gmail.com

Sarracena

 

Enmielas con tus labios sarracenos y tu picardia de buleria
con esos ojarazos negros,luceros en tu rostro moreno
que hieren como jarazos,con tu mirar de hechicería.
Cabellera de oscura noche, crespos de ríos bravíos
selvas de tupidos zarzos, cendales de finos hilos
refulge tu cuerpo moruno,diosa de la gitanería
ramo florido montuno,luna de sederias.

Tu andar sereno y altivo, esplende una luz divina
esparces cuando caminas,vientos de jara y canela
y a tu cuerpo ceñido llevas,el rojo traje donde revelas
los voluptuosos encantos,que me encienden y me desvelan,
y por las curvas de tus caderas,deslizarme libre quisiera
recorrer tu piel morena,sin limites ni fronteras.

De tus aromados labios, hasta perder el aliento
beber el licor de tus besos,como lo bebe el sediento
desesperado y poseso,en el oasis del desierto.
Y en las auroras rojizas , despertar en los candeales
donde asoman a los trigales, las espigas de tus sonrisas,
y como esclavo redimido, entregarme a tus antojos
calmando tus enojos,volviéndote a la calma
y aquietada tu alma,rendido y cansado
en la linea del ocaso, entregarme mansamente
al calor de tus abrazos.




 

 

 

 

 

 



Lee todo en: Poema Sarracena, de MALCO, en Poemas del Alma http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-353548#ixzz3eojNk3Ik

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 






 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 





 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.