Jaime Correa

LA RAZÓN PERDIDA (Soneto)

Soy vagabundo, también peregrino,
y este cuarteto comienzo yo a hacer.
Mis pensamientos los puedes tu ver,
mientras escribo mi canto sin tino.

 

Puedo escribir con el alma dolida
el sentimiento profundo del ser.
Mientras Santiago comienza a llover,
lágrimas brotan de mi alma dormida.

 

Muchos dirán: "Es la triste apatía
de un deprimido y vulgar fanfarrón
y este terceto es fugaz melodía,

 

simples palabras de ausente razón"
Y en noche amarga cual cruel tumba fría,
solo deliro mi loca pasión.

 

CORREA FUENTES, JAIME ANTONIO
Santiago, Chile

Comentarios1

  • la negra rodriguez

    eXCELENTE SONETO, MUY ORIGINAL.
    BESOS.

    • Jaime Correa

      Gracias por tus agradables comentarios



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.