Alexander J. Montero

INMARCESIBLE

 

Me he encontrado prisionero

Dentro de mis propias costillas,

Algo parece venir y también irse

¿pero cómo se renuncia a toda una vida?

Vienen repetidos pájaros de aire

Que auguran ventura,

Y como el sol ya hace la epifanía

Pero aquí en el suelo todo parece triste,

Inerte, oscuro, perdido.

¿podría creer en lo que ellos dicen?

No sé si dios ya me ha abandonado

O aun no termina su lección de cicatrices

Pronto comenzara lo que se haga nuevo

Y no sé cuanto durara el recuerdo

De lo que agobia ni se que tan radiante

Será por más que los pájaros lo digan

El futuro que prometen no parece posible,

Quizás debería pensar en lo que he hecho mal

Pero me aterra el hecho del conteo de los daños,

Quizás debería dejar mi mente en paz

Dejar que los días pasen y tratar de hacerlo cambiar

A poca gota comenzar a conquistar.

Cuánto daño hacen las decisiones

No estoy del todo seguro si deba seguir creyendo

En el destino o de buena vez hacerme

Devoto de la casualidad, no lo se.

Aun no he determinado ni si quiera imaginado

Lo que ocurrirá ni tampoco su probabilidad,

Tengo las plantas de los pies desollados

Y el arenal aun pretende quemar,

Pero que mas puedo hacer si no caminar

Continuar avanzando por mas que me duela

Allá enfrente escucho algunas

 noches el inmarcesible tronar del mar.  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.