LUCIO ROBERTO RAMÍREZ GONZÁLEZ

POEMA DE AMOR

POEMA DE AMOR

 

Digo la verdad, no miento,
que una y mil veces intento
escribir poemas de amor,
busco por la inspiración,
pero en mi mente aparecen
miles de niños hambrientos.

 

Quiero escribir, ser poeta,
del amor y los idilios,
darle gusto de la gente,
no puedo, mientras mi mente
recuerda al pequeño niño
aferrado de una teta.

 

De la madre desnutrida,
quien cedería su vida
por dar a su hijo un minuto,
de respiro, aliento, vida,
para ella no hay sustituto
del fruto de sus entrañas.

 

Una tarea difícil,
trocar hambre en poesía,
cuando miles cada día
en toda India, en Etiopía,
en Colombia, en el Brasil,
se mueren de inanición,
sin esperanza de vida.

 

No puedo cerrar los ojos,
de inmediato los despojos,
los que no tuvieron suerte
de nacer en el Perú,
aparecen acá en mi mente.
!!Claro que esto es una burla!!

 

Porque acá también se mueren,
cientos, miles, que no pueden
llevar comida a sus ollas,
y mientras esto sucede
la mujer del Presidente,
cada día con más joyas.

 

Con lo que gasta en vestidos,
los pobres, los desnutridos,
podrían comer un mes.
Sucede que cada vez
se encuentra menos consciencia,
pero es que el hambre del pueblo
no es tema de presidencia.

 

Ellos han sido elegidos
para ser los protectores
de los ricos, los autores,
de todos estos dolores.
En este mundo moderno
ellos son real gobierno.

 

Mientras en los corredores
del congreso nacional,
a los padres de la ley,
les interesa un mamey
la miseria de los pueblos.
Digo verdad y no miento,
continúo en el intento,
escribir poemas de amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.