RICARDO ALVAREZ

1- EL BESO MÁS PROFUNDO - 2- EDUCADA EN EL IDIOMA DE LA TIERRA

                                          EL BESO MÁS PROFUNDO

 

Hermosa Julia…

De donde estás

oigo entrar tus cabellos

de transparente manantial

en las líneas rumorosas del viento.

 

Oye tú, el clamor de mi palabra

que no tolera la distancia.

Relátame en voz alta

la fascinación contemplativa

 del río Sena y sus fluidos,

bájame una estrella Parisina,

una nocturna nova

 fugaz como tus ojos Prístinos/

 

Miro la distancia de la marea

y te imagino descalza,

pié de ambrosía,                  

                                              rodeada de cauces cristalinos,

exaltando la dimensión del vínculo.

 

Ven antípoda silueta que

te has llevado mi corazón a otras tierras

y mientras mi piel llora

voy armando para ti un alfabeto

infinito de letras

con mis manos orfebres

para cercarte en un abrazo

ceñido de plata

entre flamas de fogonazos,

reconto de cálidas primaveras.

 

Llenaré el cántaro de tu boca

con besos que para ti he inventado,

cuando toque la tierra

de tus labios artesanos

un despertar de almendras tiernas

 sazonará el beso más profundo

que ningún hombre te ha otorgado.

 

 

 

 

 

 

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry 

Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com 

Poemas de ricardo alvarez-blogger

--------------------------------------------------------------------

2- 

 

           EDUCADA  EN EL IDIOMA DE  LA TIERRA

 

La marea fertilizó tus tobillos

con azules aguas su apogeo,

subieron ostras marinas

color de nácar a tu cabello.

En tu forma no importa

la conquista del fuego

porque tu amor está hecho

de abundante fresno,

de múltiples avenas verdes,

de tierras que germinó el trigo dorado,

de la harina hecha pan en la artesa

que arrastran los pesados vagones

de trenes venturosos.

 

Una límpida claridad

se abre en tus muslos majestuosos,

corteza del mineral que

centellea el cristal de la arena.

La roca en su blancura

trae milenarios ancestros de piedra

sellando tus regiones de espesura.

Toda la luz del cielo

dejó en argumento

palabras de insignia,

soplos en el viento

flameaban tu bandera alba,

en los territorios de albas panaderías,

donde tus pies de ensueño

aprendieron el idioma de las lilas.

La sagrada imagen de tus aromados labios

rondó por los campos y

bajo un rojo de sombra silvestre

te educaste en el idioma de la tierra.

 

 

Todos los derechos cedidos a Editorial Palibros con licencia de publicación

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.