gisell_v

INSEPARABLES

Entre la tibia niebla la tormenta de amores,
de amores mezclados creando riachuelos,
riachuelos sin poma renuevan los anhelos
anhelos y ensueño con aromas de flores.

 

Escapan de los férreos torrentes del viento,
desean la quietud de plácidos refugios,
se tropiezan sus almas vacías de efugios,
alzándose sin alas al destino sin cuento.

 

En bosquejo del nido en ramas de sus vidas
se enardece el amor en vuelo a lo divino,
pájaros del amor al maridaje genuino.
en sutil conexión sus almas desvestidas.

 

Indemne los lienzos en lecho indefinido
indefinido enigma que corre con el tiempo
tiempo que se esfuma sin fuga de entretiempo
entretiempo de gozo...a otoño su latido.

Comentarios3

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Latidos del alma... hechos poesía... con la magia de tu pluma, otra joya mas... la que hoy dejas, querencia del alma mía.

    Besos y abrazos en vuelo infinito hasta tu corazón. Te quiero muchooo...!!!

    • gisell_v

      Besoooosss, querencia del alma mía.
      ¡Gracias!

    • Alejandro O. de Leon Soto

      Tus letras consiguen el perfume y sin espinas, una rosa...una rosa que lleve los anhelos del ser que más te quiere. Su contenido y configuración tienen un alto valor literario....se te quiere GISS.-

      • gisell_v

        Aún teniendo espinas, amigo lindo. Ellas no representan ningún peligro. Tan solo sirven de protección del tallo de la rosa y hieren si no logras asirla con delicadeza.
        Con o sin espinas, el mensaje tendría sentido.
        Sí, dirás que es una forma poética de decirlo, pero realmente me desagrada la errónea concepción de las espinas de la rosa, aunque sea metafórico.
        Gracias por estar y tu querencia. Abrazos

      • Edmundo Rodriguez

        Querida Gisell ,
        Tus poemas ,
        como tú ,
        poseen exquisitez .
        Es muy grato ser tu lector .
        Mi cálido Abrazo .

        • gisell_v

          Gracias, dulce señor.
          Valoro tu presencia.
          Mi cálido abrazo



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.