El Teporocho

Que tiempos

A veces el tiempo vuela sin sentirlo
se va, desvanece queda detrás,
llenando nuestra mente de recuerdos,
todo está en el pasado en nuestra mente,
disipándose como un cúmulo de verano.

Detrás quedan, remembranzas del pasado,
aquellas frases tan típicas de los mayores,
mi abuela era experta en ellas:

Muchacho de porra,
Todo lo haces a la trompa talega,
Pareces cuchillito de palo
Nomas te la pasas jorobando.

¡Ay Tatita! Es que soy inquieto,

Pues lo dirás de Chia, pero es de horchata,
dices que te portaras bien pero...
que te vas a portar bien ni que ocho cuartos,
tú y la carabina de Ambrosio son lo mismo

¡Ah! Pero que te dejen conmigo un mes
veras que te enderezo en un santiamén,
aquí te pongo a trabajar, para que aprendas
porque ¡Ay farito ni que fueras luquistray!

Ni me rezongues ni te estés riendo
chámaco del demonio porque
se te arma la de San Quintin,
ya sabes que yo si te doy una tunda.
Mejor ya siéntate a comer
no te hagas guaje que por eso
estas todo ñango.
¡Ah que mi abuelita!
¡Era todo un estuche de monerías!

El Teporocho
® 2015



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.