Alexander Vortice

FÚMAME

Fúmame

y piérdeme la vida.

 

No hay sistema de luces

que pueda soportar

esta opacidad.

 

Fúmame

a oscuras e intermitentemente,

cual bocanada de miedo,

ampararme en tu boca

hasta que la lengua insaciable

repase nuestras tendencias

de amantes inoportunos

y obcecados.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.