lumino

Apocalipsis

 

El día que los surcos de la tierra de labor

se unan en el infinito

y Plutón vuelva a ser un planeta.

Si la lluvia ácida vacía de vida los océanos

porque las nubes grises no amamantan.

Cuando Dios se nos aparezca afeitado,

los ángeles desalados,

las torres bajo lodo,

los televisores sin piloto,

las guerras sin metal pesado,

y un corazón sea escarcha helada;

no bastarán los versos del poeta,

ni las palabras de amor,

ni la canción desesperada de Neruda.

No habrá suelo ni consuelo

al que medirse.

Será la Tercera, de tres,

pero la historia no podrá contarlo.

 

Comentarios1

  • boris gold

    Si aeguimos haciendo mierda el planeta y mirando para otro lado, veremos sin duda el apocalípsis...pero no lo vamos a poder escribir.
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.