Adolfo Lisabesky

Josefina Manresa

Es la mirada del niño,
que huía del rebaño,
desde Orihuela, miraba el mundo,
desde la cárcel, la pintó Vallejo.

En casa falta esa mirada,
que vio la muerte en Teruel,
que lanzaba poemas,
por "encima de los fusiles
y en medio de la batallas"

Y en este recuerdo
quisiera descansar su derrota,
pero pesa tanto,
la falta de libertades,
la muerte de un sueño,
y la cárcel...
como la imagen viva de España.

Pasas la yema de los dedos,
                     sobre el retrato,
como antes sobre su propia piel,
te paras en sus labios,
miras el mentón apretado,
los pómulos angulosos
que atrapabas con tus manos.
y entre tus suspiros
                nace un poema:

Déjate poeta, los versos en el poema
olvida, soldado, el fusil en la trinchera,
hagamos un cuerpo, amante, un cuerpo
                           para una  primavera.

http://perrosdepaja-angel.blogspot.com.es/2015/06/jossefina-manresa.html

Comentarios1

  • Paco Jose Gonzalez

    " he poblado tu vientre de amor y cementera..."
    Bravo por dedicarle a este poema, a una de las pocas personas que hizo feliz al genio.
    Saludos cordiales.

    • Adolfo Lisabesky

      El retrato de Buero Vallejo,
      los ojos de Miguel Hernández
      y La mirada de Josefina Manresa.

      El poema se hace solo, pero gracias por expresarlo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.