ManosUtópicas

s##La Flor Eterna

Nace un paisaje blanco,

con grandes montañas, todas

verdes, cual abanico,

de sueños y utopías.

 

Sabe el Hombre de tristezas,

y muy poco de alegrías,

sufre el rostro las quejas,

¿Algún día se levantará?

 

Algún día el silencio

morirá encadenado,

y la voz, la voz del pueblo

valdrá la sangre que ah pagado.

 

Canta la voz hueca del aire

que acarició las montañas:

"Sólo el hombre será libre

cuando cuente lo que calla."

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.