GuillermoO

Ellos

Vienen a mí

deshechos de mi sombra;

un viejo puñal y su voz,

la voz de un puñal que me persigue.

 

Ardiente el corazón, qué hacer.

 

Frente a los visillos espío:

 

ellos se están amando,

 

se aman.

 

 

G.C.

Direc. Nac. del Derecho de autor

 

 

Comentarios4

  • Alexandra L.

    Profundas y bellas letras es tu entrega de hoy Guillermo, un placer visitar tu espacio.

    Un cálido saludo, feliz noche, Alex.

    • GuillermoO

      CALIDO SALUDO PARA VOS TMB, Y GRACIAS POR TU COMENTARIO.
      Guillermo, feliz noche

    • pani

      El puñal del desengaño...hermoso en su sencillez...

    • GuillermoO

      Hola pani; muchas gracias, tu opinión es certera.
      abrazo
      Guillermo

    • Melba Reyes A.

      Una estampa dolorosa de los desencantos del amor. Saludos,Guillermo.

      • GuillermoO

        Mucho desencanto porque hubo mucho amor.
        saludos
        Guillermo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.