Andrea Valentina

Dos corazones, las venusinas

Yo perdí un corazón,
Lo regale a quien no tenía
vivian en mis entrañas
Crepitaban alegres en colores.
decían palabras extrañas
idioma que nadie comprendía
Que lindo dos corazones
que peso dos corazones
era complejo y como latían
cuando uno lloraba, el otro reía.
Fuerte uno como roble
claro incierto el otro de agua marina
por eso albergó en aquél pobre
pequeño que nada sentía
dador de sentimientos 
se apagó una noche cualquiera.

Yo perdí un corazón
lo regale una tarde,
a quien corazón no tenía.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.