Silencio Sonoro

SE QUEBRÓ

Seré breve:

lógico es que el cristal quiebre

tras muchos golpes,

con los vaivenes,

con el ruido y los gritos,

con el descuido, el abandono

de los cuidados y cariños

que lo hacen hermoso.

 

Se quebró el cristal,

estalló en pedazos,

y me hizo sangrar el alma,

y me hizo cambiar mis pasos.

No hay cura cuando las grietas

son tan numerosas

que no encuentro las piezas

que llenan cada espacio.

 

¿Acaso no lo ves? No es extraño, no,

mira dentro de tu ser,

pues de ahí sale el daño

que ya reparar no sé.

Destrozaste la coraza

que cubría toda la fe,

el corazón derribó la casa

que te construyó con tanto querer.

Fue una medida urgente

para no quedar arrasado

por la guerra que defiendes

contra este soldado desarmado.

 

Ya no quiero tu futuro,

ya no quiero que me quieras

porque el recuerdo tuyo

lo enterré bajo escombro y piedras.

Ya no gastaré mi esfuerzo,

ya no voy a luchar solo,

ahora la paz que tanto espero

la hallaré en otros ojos.

Comentarios3

  • pani

    HERMOSO Y SINCERO POEMA...

  • Eugenio Sánchez

    Bello poema salpicado de desilusión

    Un abrazo desde Perú

    Eugenio Sánchez

  • Enrique Dintrans A.

    Hola:
    Son versos entre las brasas,
    luminosos y con cierta pasión.
    Un registro anímico muy potente.
    por parte del hablante.

    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.