Yaira Nuwanda

¿existo?

 

“¿Qué hago aquí?” pregunté.

“No lo sé” respondí.

 

Miro al cielo. Las estrellas.

El infinito universo ante mí.

Majestuoso. Inalcanzable.

El sueño de un iluso

prisionero de este mundo,

atrapado en un metro cuadrado

sin poder dar un paso a lo exterior,

a lo desconocido,

hacia algún lugar

entre la nada y el olvido,

hacia algún lugar libre,

no limitado en lo conocido.

 

Es mi mundo mi prisión.

Se mi cuerpo mi carcelero.

Soy yo mismo, de mí mi prisionero.

 

“¿Qué hago aquí?” pregunté.

“No lo sé” respondí.

 

Vago por el mundo,

camino por la vida.

Sin rumbo. Sin prisa.

Buscando las respuestas

a mis preguntas infinitas.

Inalcanzables.

Perdidas.

 

Segundos, minutos, horas, días, años…

                                         … una vida

y sigo sin respuestas.

 

“¿Qué hago aquí?” pregunté.

“No lo sé” respondí.

 

El cielo cae a mis pies.

No hay nada que hacer.

Limitados.

Atrapados en el sistema,

la tierra, continentes, mares, países, ciudades, mi casa…

                                                              … yo mismo,

tan pequeño,

tan diminuto,

casi nada…

… “¿Existo?”

Comentarios3

  • comodolove

    Me encanta
    * me pregunte*
    Nonono
    Te cuestionas a ti mismo
    Q.chulada

    Saludos
    un gusto leerte

    • Yaira Nuwanda

      Muchas gracias!! Me alegro que te gustase! :)
      Gracias por ller!
      Un saludo

    • Alejandro O. de Leon Soto

      Interrogantes que todos nos hacemos pero nos las callamos, su lectura es satisfactoria...un saludo.-

      • Yaira Nuwanda

        Gracias por leer, Alejandro
        Un saludo!

      • Hermogenes_P

        yo mismo, tan pequeño, tan diminuto me gusta esa parte del poema
        Un saludo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.