Santiago Santos olvidado

Arroz de boda

de boda se visten 

los arroces mas dulces y claros de las almas

 

de bodas se llenaron las calles 

donde las uniones derrochaban.

 

en derroches

en la iglesia, que aguarda junto a mi casa

en derroches de vidas atadas.

 

aguardan mis amigos

aguardan para ser escuchados

para llegar a la boda de arroces

 

alimento de vida

fruto de creencias

y lágrimas de hambre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.