Eiden Phendragon

La mujer Del Fruto Prohibido

Como le miento a los ojos de mi corazón,

Si aún, enterrada en mis recuerdos te miran con dolor,

Como le digo a mi esperanza que no se quiebre ante el recuerdo de tu mirada,

Si una vez sumergido en el velo de tu presencia mi sobriedad explota,

Como callo mi voz, si lo único que sabe es gritar tu nombre

Y entonar la melodía de tu recuerdo,

Que entre sutiles formas de distorsión, amenazan con disolver mi razón,

Como le digo a mi piel que no te extrañe,

Si aún empañada por aquel momento, reclama con destreza tu tacto,

Que anclado en las memorias ávidas de mi cuerpo,

Centellean con fervor atemorizando mi debilidad,

Como engaño a mis pies, si aun destrozados,

Supurando llagas de rencor, corren hacia tu encuentro

 Que ensimismado en el pecado capital,

Lanzan semillas de putrefacción a lo más hondo de mi corazón,

Cual mujer del aquel fruto prohibido que jamás debió dejarse vencer…..

Como le digo a mi vida que continúe, si el latido sofocante de mi demencia,

Amenaza con volver aún más cuerdo mi dolor…….

Comentarios2

  • Miriam Inés Bocchio

    Amigo,los ojos del corazón nop mienten,las esperanzas nunca se pierden.
    Arriba ese ánimo,pues el pasado fue,el futuro es incierto,vive el presente.
    FELIZ FIN DE SEMANA!!!!!!!!!
    Ines Ine

  • Eiden Phendragon

    Claro , las esperanza es el arma mas importante del ser humano , muchas gracias querida , abrazos de amistad.
    -Eiden P.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.