RuizG

En tu cama

Te miro dormir.

Me siento un hombre indigno de hacerlo.

Sueñas profundamente.

Una sonrisa dibujas por las reacciones de tu sueño.

No hay duda de quien te creó.

Te ves hermosa. Frágil.

La sabana acaricia tu piel suave y te deslizas

estrepitosamente sobre ella.

Dejas escapar un suspiro.

Tu piel se eriza.

Te vuelves hacia mi.

Sin saber que estoy ahí

me tomas del brazo y me aprietas con fuerza.

Formo parte de tu sueño.

Sonríes aún



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.