Vicente Martín Martín

Recordando a Kafka

Siéntete escarabajo –y no es preciso que recurras a Kafka-,
así sabrás
cómo es tu aspecto póstumo y qué bien
te han sentado los años.
Felicidades, pues, si has encontrado que la envidia
no se cura en Ganges
ni aprendieron
las aves a volar con exceso de azúcares,
felicidades hoy
que al bajar a la calle te has sentido como un pájaro adúltero
masticando tu sombra:
ya eres bosque de nuevo,
ya has dejado pasar sin enervarte a los trenes tardíos de la histeria
y ahora sí,
ahora puedes poner en tus masías rosetones románicos
y orinar hacia arriba,
qué más da,
mañana te hallarán los cocodrilos de Egipto
jugando a las canicas mientras arde tu casa
y los adviertes

que se han equivocado de siniestro porque tú
no eres Gregorio Samsa.

 

 

 

Comentarios5

  • LEV


    hermoso=)

  • Elisabeth Gómez Rascón

    He tenido que releerlo, reconoczco que me ha costado entender algunas cosas... interpreto quizá uan exaltación del aprendizaje forzado, que describes con un "ya eres bosque nuevo" aún así, parece que unas figuras (los cocodrilos de egipto) son símbolos sombríos que no valoran aquellos síntomas de crecimiento...

    Un saludo, me ha gustado mucho.

    Eli

  • KALITA_007

    ES TU POEMA HERMOSO.. IGUAL LO QUE HA SALIDO DE TU ALMA TRANSFORMANDOLO EN ESTE SENTIMIENTO..
    BESOS...
    KALITA...

  • FELINA

    MMMMIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAUUUUUU
    GRANDIOSO TU POEMA AMIGO, FELICITACIONES
    FELINA ESTA CONTIGO.

  • Blancalina

    Bellas lineas que salen de tu alma.

    te felicito.

    saluditossssss



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.