Julian Moreno

Un día en tus ojos.

El día que te vi llorar el mundo se partió en dos

ahí contemple la separación de los enamorados

ahí, cuando las estrellas las le daban color a los ríos

ese momento en que pensaba si tu corazón era como el mío.  

 

Espero que este lamento lo lleve el viento directo a tus oídos

no quise verte llorar, en silencio yo gritaba

gritaba, como el niño que clama el amor de su amada

anhelaba ver paz, y a veces pretendía estar dormido.  

 

El día en que te vi llorar observé el cielo de luto

el fue el testigo de cuan especial eras en lo oculto

ahí mientras callaba mis tristezas,

ahí cuando conocí las lágrimas de la naturaleza.  

 

Con tus lágrimas me mostraste la agonía del mundo

algo que nunca quise ver ni en el mar profundo

en donde unos encuentran tesoros y aliento

pero en donde también existe el sufrimiento.  

 

Perdido anduve por la vida, sin esperarme lo tuyo

el ser menos indicado, que sus lágrimas tan sola una vez rodó

¡benditas lágrimas! 

me busque por el cosmos y me encontré dentro de ellas.  

 

Nunca te diré adiós ni mucho menos me despediré de ti

¡Por favor dime que si!

la vida no pudo ponerme mejor maestro

hasta siempre y que el tiempo sea el mejor testigo de lo nuestro.

 

Comentarios1

  • Julian Moreno

    Gracias por detenerse en mi pequeño portal Siempreviva, saludos.

    Julian Moreno



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.