Maria Gonzalez

No me pidas perdón.

 

 

En un día soleado que el sol sonreía

apareciste a mi lado y no supe que hacer.

Sentí algo extraño, una fuerza que me atraía

hacia el joven que acababa de conocer.


Tan solo sentir como me mirabas

me hacia volar a las nubes,

nada mas de mirar

tus ojitos azules.


Mi amor, desde que te conocí

toda mi vida cambio.

Somos tan felices

como un jardín en flor.


Un día que había una fuerte tormenta

nuestro amor se apago.

No sabes como me sentí

cuando esto ocurrió.


Me quede sorprendida con lo que vi,

tu besando a otra y yo sufriendo por ti.

No te preocupes, amor, no sirves como hombre,

ilusionar a una mujer, eso no tiene nombre.


Después viniste pidiendo perdón,

lo siento corazón, ya lo nuestro se acabo.

No me pidas que regrese, eso no va a pasar.

Lamento que hoy te pese lo que a mi me hizo llorar.

 

Comentarios4

  • navidad_azul

    Es realmente triste tu poema, pero no deja de ser lindo.

    Bexos

    • Maria Gonzalez

      Muchas gracias por tu opinión, realmente me inspire y me gusto que también a ustedes les pueda gustar.
      Gracias

    • LEV


      hermoso poema, q me gusto.
      un beso=)Lau

    • Angelica

      Te quedó muy bien el poema Maria cuentas el bello comienzo y el triste final, pero como bien lo dices este hombre no vale la pena, hay que seguir adelante y que estas historias nos sirvan de experiencia.

      • Maria Gonzalez

        Así mismo es Angélica, día a día aprendemos a vivir y a darnos cuantas de los errores y eso nos hace crecer mas.
        GRACIAS POR TU COMENTARIO.

      • Fransua de la Troya

        Me conmovió tu poema, y de verdad esas cosas panan, es triste pero es cierto lo que dijo Carlos Alberto que la vida te da nuevas oportunidades, eso es lo bonito y lo bueno de que nos pasen cosas así, porque la vida nos ofrece y nos da a personas valiosas más valiosas que aquel ser que nos hizo llorar.

        • Maria Gonzalez

          Tienes toda la razón, pero lo bueno es que de esos errores aprendemos y le damos un valor mayor a la vida y a las personas que nos rodean.
          Gracias por tu comentario.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.