Mina Molina

Desilusión

Soy prisionera de tus recuerdos

a pesar que estos me hirieron el corazón

no estas y te espero

pero mi orgullo

y mi dolor no me permiten llamarte.

Soy un ave enjaulada en la angustia y el deseo

trinando el llanto de tu adiós

Mi fortaleza es mi respeto

claro augurio de tu clamor.

No existo,

a pesar de flamear en aire

el perfume fresco de mi ser

más tu lo ignoras.

Me encierro sin candado a mí,

y te añoro por lo que por ti sentí

fuego, pasión y deseo

sólo cuerpo, sólo instinto salvaje

hoy, brasas en extinción.

Soy agua fresca que se derrama

en manantial nuevo.

No quiero detenerme

quiero líberarme de tu recuerdo

y no regresar al dolor

por amor a mi ser

y vivir nuevamente en armonía

líberarme del dolor y volver a tener fe.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.