A. Martinez

En tus labios.

En tus labios de promesas se posan mis

recuerdos del dulce tacto antiguo

que me regalaba tu cuerpo y su calor

cuando te abrazabas a mí en tus descuidos.

En ti se esconden  desde entonces ciertas

perdidas raíces inmateriales y livianas

que me abandonaban refugiándose en

la esencia etérea de tus melodías.

Yo he guardado tu sonrisa de entonces

en mis oídos cerrados al viento ennegrecido

del recorrer descalzo la vida sobre brasas.

Si quieres esas lúdicas sonrisas de metales blandos

ven y tráeme mis minúsculas semillas

impregnadas en tus azules marinos

sobre tus manos cerradas en abrazos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.