Claudia-Yaya

¡No te encuentro!

Hoy es uno de esos días, que camino buscando aquellos ojos.

Que en algún momento me quitarón el sueño,

juntos caminariamos, reviviendo recuerdos.

Ya se que no es la primera vez que voy a hacerlo.

 

Llevo años buscándote, solo el día que partiste a lo eterno,

me refugio en la evocación y el silencio.

Mi amor eterno, inquieto niño del alma.

Tu tránsito lamentablemente fue efímero,

más aun siento el calor de tus besos.

 

Jugar era tu mayor deseo.

Amarte, tocarte, vivir contigo... tan poco tiempo...

Reloj implacable, que me dices que pasán los momentos.

Querido pequeño, no encuentro consuelo,

¡Te extraño!...

 

No entiendo mi niño, quiero oírte,

sería mejor morirme...para volver a sentirte.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.