Mauricio Urrutia Terragno

Un Hallazgo Ancestral

En la Baja Sajonia, sobre el monte Würmberg,

Entre densos abedules y la soledad

Fue rescatado un provecto y gentil hombre

De unos 12 mil años de antiguedad

Le acompañaban raros y prodigiosos enseres,

Fieles testigos de su fragilidad:

“I Phone 16” tenía uno por nombre

¿Sería una herramienta o un arma letal?

Sus tarjetas compraban cuanto requiere

Excepto su tranquilidad

Cuentan que seguía a la “Liga de Campeones”

Porque ese era un acto ritual,

En que adoraban a engreídos alcornoques

Siendo una actividad ideal

Para aniquilar a las iluminadas mentes

En su decadente  sociedad.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.