Alonzo T

Después del ayer

Solitario, el bosque

que camino

Nostálgicos, los latidos

de mi vagar

 

Misteriosa es la brisa

de un lejano navegar,

dichosa la vista

de tus ojos, mi olvidar

 

Frágiles, las huellas

de mi absurdo continuar

Sangrientos, los ardores

de mi eterno recuerdo

 

Lejano muere el destino

como pisadas en la mar,

mucho dolor y vino

en un martes, lealtad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.