Lina María

AMOR DE ACEITE



AMOR DE ACEITE

 

Ella cada día veía más lejana esa experiencia del amor,  tanto que llegó a creer que todo había sido un sueño y después de reconocer su necesidad de mujer. Decidió no vivir el amor porque comprendió que su agradable sabor era pasajero y se deslizaba como cuando tomamos algo con manos llenas de oliva.

 

Él logró con ella dos cosas: enamorarla con sus escritos, dedicatorias y trato…

Pero también la alejó de él con su silencio prolongado y con su romanticismo adormecido por la cotidianidad

Ella sabía que eso bello que vivió con él permanecería en el rincón del recuerdo, pero una planta sin agua y sin sol muere poco a poco

Ese fuego moría lentamente convenciendo el alma de la realidad del adiós

Cuando el sentimiento es de uno solo, no tiene sentido, es preferible bañarse en hielo

Lo cierto es que si un día despiertas el alma con ansias de volver al bello idilio. Quizá encontraras vacío

No es culpa tuya ni mía, nuestro destino no era eterno sino efímero como el humo.

Después de mucho pensarlo nuestros caminos son diferentes

Tú con ella y yo …

LINA MARIA PALACIO.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.