Rogelio Guzmán

Sus retratos ocultos

Es una noche tan estrellada,

La luna esta tan brillante

Que opaca a las luces del pueblo.

Y es tan notoria

Su devastadora ausencia,

Que creo volveré a delirar con sus ojos,

Esos ojos tan bellos,

Que juegan a las escondidas

Entre esas copas de los árboles.

La noche finalmente llega a su apogeo

Y vuelvo a mi rutina de insomnios,

Y en un instante parpadeo

Y al mirar el techo de mi alcoba,

Veo su rostro grabado.

¡Estoy perdiendo la cabeza!

La pierdo en la desesperación

De saber que solo apareces

Y desapareces a tú antojo.

Vuelves a mi vida

Con esos tentadores labios,

Y yo me quedó con el deseo de tocarlos,

Mientras tú desapareces

Dejando tu sonrisa murmurada

En el retrato de mis insomnios.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.